<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1175211746211782&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Agenda una Llamada

y cuéntanos en que podemos ayudarte.

Reclutamiento y Selección / RRHH México

¡Realiza una entrevista laboral con sentido!

<span id=hs_cos_wrapper_name class=hs_cos_wrapper hs_cos_wrapper_meta_field hs_cos_wrapper_type_text style= data-hs-cos-general-type=meta_field data-hs-cos-type=text ¡Realiza una entrevista laboral con sentido!

Autor:

Buk

Cuando te encuentras buscando personal, la  pregunta más frecuente puede ser: ¿Cómo hago una entrevista de trabajo eficaz para conseguir un buen talento?

Para que tu proceso de reclutamiento y selección sea lo más eficiente y rápido posible es importante que te prepares antes y hacerte la siguiente pregunta: ¿Qué quiero dar a conocer de mi empresa? Así demuestras por qué tu empresa es el mejor lugar donde un colaborador le gustaría desarrollar su trabajo.

 

Acá te enseñamos algunos tips que diferenciarán a tu empresa por tener un buen método de entrevista:

 

La importancia de una entrevista de trabajo bien hecha

Existe una responsabilidad bilateral en el proceso de reclutamiento y selección. Por un lado, debemos ser conscientes que estamos proyectando una imagen externa de lo que representa nuestra empresa, y, por otra parte, tenemos el desafío de cumplir con las expectativas que espera el postulante.

 

Una entrevista de trabajo es una comunicación interpersonal donde existe uno o más entrevistador/es y un entrevistado. Lo más importante como entrevistador es buscar realizar una entrevista eficiente, pero, ¿a qué nos referimos con esto?

 

Enfócate en lo que esperas de tu futuro colaborador, es decir, que la persona seleccionada se pueda proyectar a largo plazo en tu empresa. Para efectuar una entrevista de la mejor calidad posible, debes ponerte como objetivo conseguir toda la información que se necesita del postulante para el puesto vacante.

 

Tipos de entrevista y cómo elegir a la persona adecuada

Para los tipos de entrevista, en Buk, utilizamos dos estrategias que se relacionan entre sí: Fit Cultural y Diversidad ¿Qué es cada uno y qué pesa más al momento de contratar?

  • El Fit Cultural, alude al cuan alineado se encuentra un candidato a los valores de tu empresa y cuánto puede adaptarse a ellos. El objetivo es encontrar a alguien que calce con la cultura específica de nuestra organización.

  • La Diversidad, en cambio, se enfoca en el mérito de los candidatos, teniendo especial cuidado en mantener a los procesos libres de prejuicios relacionados con edad, género, raza, orientación sexual y otras características personales que no tienen relación con el desempeño laboral. El objetivo de este enfoque es identificar y eliminar potenciales prejuicios o discriminación al momento de reclutar, filtrar y entrevistar candidatos.

Para que la toma de decisiones en la contratación sea objetiva,  en cuanto a ambas iniciativas, antes debemos:

- Definir la cultura organizacional para quienes toman las decisiones.

- Tener conversaciones sobre Diversidad y cómo esta beneficia a la empresa.

-Tener preguntas relacionadas con el Fit Cultural que puedan ser evaluadas objetivamente, eliminando prejuicios.



¿Cómo me preparo para realizar una entrevista?

Acá te dejamos los tres pasos importantes de una entrevista para el antes, durante y después:


1. Antes de la entrevista: 

Una entrevista requiere una preparación previa.

  • El paso inicial es revisar el CV del postulante.

  • Después, preocúpate de crear un entorno cómodo y agradable. Es esencial para que la conversación salga fluida y el entrevistado se sienta en confianza contigo.

  • Finalmente, prepara la serie de preguntas para poder guiar la entrevista con una estructura.

¡Haz preguntas con contexto! Así evitas confusiones, malinterpretaciones o doble sentido. Es importante que tus preguntas sean abiertas. Es decir, que el entrevistado se pueda explayar en su respuesta, para que se sienta cómodo, siendo una conversación fluida y se sienta libre de expresar su perspectiva. Esto es lo que te brindará mayor información sobre él o ella.

 

Mejores preguntas para realizar en una entrevista:

Algunas preguntas claves para conducir una entrevista de trabajo son aquellas que buscan evaluar objetivamente los atributos del candidato y el posible encaje con nuestra cultura o valores de la empresa, por ejemplo:

- ¿Cuál crees que es tu característica más positiva? ¿Y la más negativa?

- Cuéntame, ¿cómo es un típico fin de semana para ti?

- ¿Qué valores son fundamentales para ti como persona?

- ¿Cómo defines el éxito?

- ¿En qué tipo de equipo consideras que logras mejores resultados?

- ¿Por qué quieres trabajar aquí?

- ¿Conoces nuestros valores? ¿Cuál es el que más sentido te hace?

 

2.  Durante la entrevista:


Esta segunda etapa, es clave porque entramos en la interacción directa con el postulante. Debemos cuestionarnos las siguientes preguntas:

 

¿Cómo me paro frente al entrevistado? 

Podemos mezclar dos modalidades: Cercanía y Formalidad, para no perder el profesionalismo. De todas formas, siempre dependerá del perfil y cultura de la organización. Si en la organización son relajados y cercanos, entonces no es necesaria tanta formalidad en la entrevista. Recuerda que siempre debes tomar en cuenta la cultura de tu empresa.


Por otra parte, no olvides la comunicación no verbal. A veces, ¡dice mucho más que el diálogo! Lo que comunica es tu postura, tus gestos, tu mirada y la atención que otorgas. Es importante que el entrevistado se sienta cómodo y que estás interesado en escuchar sus respuestas y puntos de vista, para que en ningún minuto se sienta despreciado.


¿Quién debería conducir la entrevista y cuánto debe durar?

Como comentamos anteriormente, lo ideal de una entrevista es que resulte como una conversación fluida, no como si fuera una charla. ¡Mantén la calma! Al tener tu estructura de preguntas, te saldrá más fácil conducir la entrevista. Tú manejas el orden y alineamiento de preguntas, pero no olvides dar libertad al entrevistado para responder de manera espontánea.

 

¡Sé flexible! Es decir, si tu receptor se adelanta con alguna respuesta que ya tenías preparada, déjalo hablar y contextualiza la siguiente pregunta con la conversación.

La extensión de una entrevista ideal, es de alrededor de 40 minutos - 1 hora.

 

3. Después de la entrevista:

Un proceso de selección no se cierra cuando finaliza la entrevista.

 

Comunicación e interacción con el recién entrevistado

Ambos juegan un papel muy importante. ¡Mantén el contacto con tu postulante! Para seguir la misma línea que estabas utilizando antes y durante la entrevista.

 

Infórmale a tu candidato en que etapa del proceso se encuentra:

¡Él está pendiente a tu respuesta! Al mismo tiempo, esto es una forma de crear valor y es esencial para que la persona evalué a tu empresa de la mejor forma.


Proceso de onboarding:

Finalmente, si el postulante es el seleccionado para el puesto vacante, entra en este proceso. Aquí planificarás cómo puedes hacer un buen recibimiento e integración de esa persona al equipo, de modo progresivo.

 

Si quieres preparar una buena estructura para todo el proceso previo a la entrevista te invitamos a leer la siguiente nota sobre Indicadores claves para un buen proceso de reclutamiento y selección.

 

 

 

ebook-reclutamiento-y-seleccion-rh

Artículos relacionados

❮ Volver al Blog