Gestión de personas

Tipos de onboarding: Técnicas y cómo implementarlas

<span id=hs_cos_wrapper_name class=hs_cos_wrapper hs_cos_wrapper_meta_field hs_cos_wrapper_type_text style= data-hs-cos-general-type=meta_field data-hs-cos-type=text Tipos de onboarding: Técnicas y cómo implementarlas

Autor:

Buk

El onboarding consiste en el proceso de integrar a un nuevo colaborador en una empresa, de forma oportuna, amigable y eficaz, para propiciar la retención de talento. Existen diferentes tipos de onboarding que se adecuan a cada necesidad. ¡Encuentra el más indicado para tu empresa!

 

En México, un empleado que renuncia le cuesta a su empresa aproximadamente 47 mil pesos. Por eso es importante conocer las técnicas para fidelizar al personal, bajar la tasa de rotación y mantener un equipo feliz, en donde el nuevo compañero se sienta incluido.

 

la productividad de los colaboradores empieza despues del año

 

¿Qué tipos de onboarding existen?

Los distintos tipos de onboarding que pueden implementarse tras la entrada de algún nuevo colaborador son:

 

  • Onboarding operativo: Busca brindar las herramientas y el equipo necesario al nuevo colaborador para que realice sus labores. Desde la entrega de la computadora, hasta la asignación de un escritorio en la oficina. 

Para este tipo de onboarding es ideal crear un checklist con todos los requerimientos. 

 

  • Onboarding de conocimientos: Proporciona conocimientos al colaborador de forma sencilla y clara para que pueda cumplir sus tareas. Puede incluir una plática motivacional del CEO para que se adentre en la cultura de la compañía, e información sobre sus áreas y labores de forma más puntual. Este onboarding busca dar a conocer quiénes son los encargados de las diferentes áreas con las que se va a trabajar, para posteriormente gestionar inducciones con esas personas. 

Esto impulsa que el nuevo colaborador haga relaciones desde el primer día y resuelva las dudas que tenga de diferentes áreas. 

 

  • Onboarding de rendimiento: Su propósito es definir pequeños objetivos a corto plazo, ya sea para el primer día o la primera semana. De esta forma, el nuevo colaborador siente que está aportando valor a la organización desde su llegada. 

Ej. Actualizar el manual de capturas de pantalla en el área de servicio a cliente, dar feedback sobre el estado de la página web en marketing, entre otros. 

 

  • Onboarding social: Busca que la persona se sienta incluida y comprendida. Tener un guía o acompañante durante los primeros días es muy útil para aclarar dudas, sin tener que buscar a alguien de RH o al jefe. De esta forma se evita que al nuevo colaborador le incomode hacer “preguntas tontas”, y pueda aclarar todo lo que quiera.

Este tipo de onboarding puede empezar desde antes que la persona se una a la organización. 

 

Ej. Preguntar sus cosas favoritas, para que en su primer día se le reciba con cosas relacionadas, como un globo de su color favorito o su dulce preferido, etc…

 

  • Onboarding de talento: Busca conocer las habilidades, conocimientos y experiencia desde el día uno, registrarlo para poder aprovecharlos en caso de ser necesario y así hacer la diferencia dentro de la organización. 

Ej. Saber alemán cuando se tienen clientes cuya lengua nativa es el alemán. 

 

Modalidades de onboarding

Hay diferentes modalidades de onboarding, entre ellas:

  • Presencial: Es el onboarding tradicional, en el que se le muestra la empresa al nuevo trabajador, su cultura, visión, las áreas, y es presentado con sus nuevos compañeros desde la oficina.
  • Online: Este proceso se ha popularizado y es muy útil, sobre todo cuando se quiere integrar al colaborador de forma remota, ya sea con capacitación virtual o correos electrónicos.
  • Mixto: Aquí se mezclan los dos formatos mencionados, se brinda información en cada canal, dependiendo de cuál es la mejor forma para transmitir la información. 

Ej. Se puede explicar la cultura empresarial por videollamada y presentar a los compañeros de forma presencial.

 

Grados de Participación

Por otro lado, en los tipos de onboarding se pueden tener distintos grados de participación:

 

  • Onboarding pasivo: Aquí se otorga información puntual y clara respecto al cumplimiento de funciones, sin ahondar mucho en la cultura de la empresa y en la conexión con el equipo. El colaborador solo recibe información y no se espera una mayor interacción.
  • De alto potencial: Se enfoca principalmente en transmitir información clara respecto al cumplimiento de las funciones, pero también habla sobre la cultura empresarial. Aquí sí hay interacción con el colaborador, quien realiza preguntas para conocer cómo funciona el equipo.
  • Proactivo: Es el onboarding ideal, se transmite claramente la información sobre las funciones del colaborador, su área de trabajo y la cultura de la empresa. Aquí el colaborador es parte de su propia formación y se propicia la interacción con los compañeros para mejorar la comunicación.

Mejores técnicas para los procesos de onboarding

Ya que conoces los tipos de onboarding, es momento de aprender sobre las técnicas y métodos para implementarlos.

 

  • From yes to desk: Consiste en hacer una gran experiencia desde el periodo donde el colaborador aceptó la propuesta, hasta que se sienta a trabajar. En este lapso de tiempo, al nuevo trabajador se le da toda la información pertinente para llevar a cabo sus tareas. Cuando inicia labores se le da un kit de bienvenida y siempre está acompañado de managers y compañeros para consultar dudas en caso de ser necesario.
  • Onboarding con embajadores: Es una de las formas más comunes. Consiste en designar a uno de los compañeros de trabajo del nuevo colaborador, como una especie de mentor, para ayudarlo en sus primeros pasos dentro de la empresa, darle consejos y resolver sus dudas al realizar sus tareas.
  • Sistema intensivo: Parecido al sistema de embajadores, solamente que en este sistema el nuevo integrante del equipo no trabaja durante su primera semana, un mentor senior le muestra el día a día de la empresa y le explica la cultura organizacional.

¡Optimiza tus procesos de onboarding con Buk!

Con Buk, puedes adaptar de la forma más conveniente el proceso de onboarding, programando actividades a las que se les debe dar seguimiento, facilitando materiales (documentos) para los nuevos colaboradores y eligiendo un nivel de prioridad para cada tarea. ¡Esto permite que tus nuevos colaboradores estén cómodos y felices de llegar a tu empresa!

 

Gestiona tus procesos de nómina, personal, reclutamiento, control de asistencia, evaluaciones de desempeño, encuestas, ¡y más! ¡Lógralo solo con Buk!

¡Déjanos tu comentario!

Artículos relacionados

❮ Volver al Blog